Reflexiones de Vargas Llosa en Bolivia sobre Religión y Cultura

Mario Vargas Llosa durante su visita a la Iglesia del Municipio de Concepción, Santa Cruz, Bolivia.

Mario Vargas Llosa ha estado en Bolivia. La visita del premio Nóbel ha tenido gran  impacto en el país. Se han publicado páginas enteras de artículos, reportajes y debates sobre su persona, su obra literaria y también su compromiso con las ideas de la libertad.

No han faltado críticas a su firme posicion en la defensa de los principios democráticos y los derechos humanos fundamentales. También, algunos medios nos han ofrecido la posibilidad de conocer mejor su pensamiento y reflexiones sobre temas más allá de la política y sus confrontaciones.

En una larga entrevista al diario boliviano El Deber, Mario Vargas Llosa reflexionaba, entre otros muchos temas, sobre el papel de la Religión en la vida de la gente, la Iglesia, el Estado o la cultura.

La periodista que le interpelaba  aseguraba  estar sorprendida  que un “agnóstico declarado” hubiera resaltado, en sus discursos por las Misiones jesuíticas de Chiquitos”, la importancia de la fe y de la espiritualidad.

Esta es la respuesta del escritor que transcribe el medio:

“Soy agnóstico y no practico ninguna religión. Pero creo que la religión es uno de los ingredientes fundamentales de la convivencia humana y del orden humano. Creo que la mayor parte de la gente no puede vivir sin la idea de un más allá, no puede aceptar la idea de que la vida se extingue en esta vida. Eso produce en la gente desasosiego, angustia, inseguridad, locura, entonces la religión es la defensa que tiene el ser humano contra eso y creo que la gran mayoría de seres humanos necesita la religión porque la idea de justicia y de legalidad si no viene acompañada de esa fuerza espiritual pierde arraigo. La pura cultura no les basta. Nos basta a una minoría, la gran mayoría necesita una religión y eso no solo hay que aceptarlo sino fomentarlo.”
“En ese sentido, ¿cree que la presencia de la iglesia católica es importante para que nuestras sociedades vivan en paz?”, insiste la periodista y Mario Vargas Llosa responde:

“La iglesia católica es importante porque es uno de los aglutinantes que tenemos en Latinoamérica, pero al mismo tiempo creo que es importante que haya separación de iglesia y de Estado. Porque si la iglesia se infiltra en el Estado la libertad desaparece. Es importante que el Estado sea laico, pero que también fomente la existencia de una vida religiosa. Fíjate en estos pueblos de la Chiquitania.”

“Creo que aquí hay una especie de serenidad, de solidez social dada por la música seguramente, pero eso viene en gran parte de la fuerza que tiene todavía la religión en estas comunidades. Esa serenidad y esa vida espiritual deberían darlas la cultura, sobre todo. Pero no es así, la cultura no basta para llenar ese vacío en la gente, y eso hay que aceptarlo”

Fuente: EDE

http://www.eldiarioexterior.com/reflexiones-de-vargas-llosa-en-bolivia-sobre-religin-y-cultura-43395.htm