SENADOR ORTIZ ADVIERTE QUE DEUDA PÚBLICA DE BOLIVIA ALCANZA NIVELES ALARMANTES

Tomando como referencia la deuda externa, la deuda interna y los préstamos del BCB, el índice de endeudamiento del país con relación al PIB llega al 57%

La Paz, 19 dic. (Prensa Demócrata).- El senador Demócrata Oscar Ortiz advirtió que el endeudamiento del Estado boliviano alcanzó niveles alarmantes durante la administración de Evo Morales, ya que sumando la deuda externa, la deuda interna y los préstamos del Banco Central de Bolivia (BCB) al sector público, el índice de endeudamiento del país (ratio deuda/PIB) alcanza un 57%, que en la práctica significa un sobreendeudamiento que compromete los recursos del Estado para inversión.
Según el representante nacional, este sobreendeudamiento se produce por un mal manejo de las finanzas estatales, ya que los propios datos del Gobierno corroboran un inusitado crecimiento de los niveles de la deuda pública.
En 2007, el endeudamiento externo del país ascendía a 2.208 millones de dólares, producto de varias condonaciones efectuadas por organismos internacionales. A partir de ese año la deuda externa se incrementó de manera significativa, llegando a alcanzar los $us 9.713 millones hasta octubre de 2018, lo que significa un incremento del 339,9%.
En segundo lugar, la deuda interna (emisión de bonos y amortizaciones a las AFP) hasta 2018 alcanzó valores superiores a los 4.810,9 millones de dólares, o sea más de 33.243 millones de bolivianos.
Además de ese incremento discrecional e irresponsable de la deuda externa y de la deuda interna, el Estado aumentó su endeudamiento de manera escandalosa a través de créditos del BCB, como si esta entidad fuese un banco comercial, explicó el parlamentario nacional, indicando que entre 2006 y 2018 esta deuda creció en un porcentaje de 241.515%, pasando de poco más de $us 2,7 millones (Bs 19 millones) a $us 6.717 millones (poco más de Bs 46.414 millones).
“Si realizamos un cálculo aproximado de las obligaciones del Gobierno Nacional, estas alcanzan un monto consolidado de $us 21.240 millones, lo que representa más del 57% del PIB, lo que nos lleva a concluir que nuestro endeudamiento es insostenible y que significará una gran carga económica para las próximas gestiones de Gobierno, además de comprometer la capacidad de inversión del Estado”, manifestó el senador Ortiz.
En opinión del parlamentario Demócrata, lo peor es que este inusitado incremento de la deuda no se reflejó en un incremento de la inversión pública, si no en el incremento de innecesarios gastos burocráticos y en emprendimientos mal planificados, como la planta de urea de Bulo Bulo, o con dudosas posibilidades de recuperación económica y que podrían calificar como “elefantes blancos”, como Papelbol, el ingenio de San Buenaventura o Cartonbol.
“¿Por qué nos tuvimos que endeudar tanto, si según el Gobierno estamos en una situación financiera envidiable? La respuesta es que nos endeudamos porque se está gastando mucho más de los ingresos que recibió Bolivia en los últimos 10 años”, cuestionó Ortiz.
Lo preocupante del caso es que el ratio de endeudamiento por ingresos del Tesoro General de la Nación (TGN) hasta este año alcanza un 417%, mientras que el de endeudamiento por Ingresos Tributarios es de 489%, lo que significa que los recursos arancelarios e impositivos no son suficientes para garantizar el pago de la deuda pública, por lo que en un futuro próximo pueden verse afectados los recursos que el Gobierno destina para salud, educación, seguridad ciudadana, empleo e inversiones, finalizó el senador Demócrata.